23 de mayo día de las, los y les trabajadores de la educación

84

En estos 40 años de vida sindical en las aulas y en las calles, #aten estuvo presente en la Marcha Blanca de 1988.
En este gran hito histórico lxs trabajadorxs de la educación hacían escuchar sus voces, diciendo:
“No dejamos de enseñar, enseñamos a luchar”
“Donde están los, las y les docentes está la patria”.


La marcha blanca del 88 fue un hecho político trascendental para lxs docentes argentinos porque visualizó la capacidad de la fuerza de lucha de la docencia argentina y de la Educación Pública.
A nivel nacional, el gobierno de Alfonsín había implementado políticas económicas que llevaron al país a un serio problema inflacionario, con endeudamiento externo e interno elevados, provocando una fuerte retracción en la economía.
Esto produjo un impacto negativo en la situación laboral y en los salarios de lxs trabajadores.
El sistema educativo venía arrastrando desde la época de la dictadura militar la provincialización de algunos establecimientos educativos de nivel pre-escolar y primarios que trajo aparejada la diferencia de salarios, constituyendo desigualdad entre las distintas provincias de nuestro país.
La lucha tenía como puntos centrales la sanción de una Ley nacional de Educación, una Ley de financiamiento educativo, el Estatuto Federal del Trabajador de la Educación y el Nomenclador unificado del sueldo básico de maestro de grado de jornada simple como salario testigo actualizable por antigüedad.
Luego de 42 días de paro y de haber realizado diferentes medidas de lucha se propone la convocatoria a una Marcha en la que confluyan en la Avenida de Mayo columnas de docentes de todo el país.
Los guardapolvos blancos marcharon y fueron recibidos en cada pueblo con la alegría, el afecto y la solidaridad de la comunidad en general.
La Marcha Blanca fue un HITO en la Historia de la Educación Argentina. Representó la unidad, la fuerza y la identidad de las, los y les trabajadores de la educación argentina.
Grupo: MEMORIAS MILITANTES en #aten